Posted on Leave a comment

Temporada de lluvias: ¿Cómo proteger tus zapatos?

En esta temporada de aguaceros es común que mojarse o terminar en un charco de agua cuando estás en la calle. Estas situaciones pueden dejarte con tus zapatos empapados, sucios y dañados.

Es por eso  que Sabata te comparte algunos trucos que te ayudarán a proteger tu calzado Sabata de la lluvia.

Revisá si son adecuados para esta temporada

Debes checar que tu calzado no esté roto o tenga algún tipo de agujero que haga que se filtre el agua en tus pies. Te recomendamos que uses zapatos impermeables para evitar malos olores y que además puedas lavarlos fácilmente.

No guardés tus zapatos húmedos 

Si tus zapatos están húmedos, evitá guardarlos en cajas o bolsas dentro de tu clóset. Al mantenerlos sin ventilación pueden generar ciertos factores que podrían dañar tus zapatos favoritos.

Secá los zapatos

En caso de que estén mojados, debes colocarlos en un lugar con suficiente aire. Lo recomendable es dejarlos secar de forma natural y no volver a usarlos hasta que ya no queden húmedos, para así evitar la formación de hongos.

A limpiar se ha dicho

No solo debes secar tus zapatos, también debes limpiarlos después de que se hayan mojado. Ojo aquí: utiliza productos que no arruinen el material del calzado.

Puedes hacerlo con un cepillo de dientes o alguna tela suave y limpia para quitar toda la basura que quedó atorada a causa de la lluvia. En este enlace te enseñamos como limpiar tus zapatos.

Guárdalos en el lugar correcto

Ya que estén secos, ponlos en un lugar con suficiente espacio para evitar que se ensucien o raspen con otros pares de zapatos, además, ayudará a que la humedad desaparezca por completo.

Estos consejos te ayudarán a mantener tu calzado sin ningún daño, para que los puedas seguir usando en toda la temporada.

No olvidés aprovechar las promociones Sabata y todo nuestro stock  (https://sabatacr.com), y comprár los zapatos ideales para esta época de lluvias.

Posted on Leave a comment

Consejos para elegir un calzado cómodo

  • Unos buenos zapatos son vitales para la salud de tus pies. ¡Te contamos cómo elegir los más cómodos!

Los pies son la base de nuestro cuerpo y soportan nuestro peso durante todo el día. Por ello, los zapatos, además de ser uno de nuestros accesorios preferidos, son la clave para la salud de nuestros pies, pero, ¿sabemos realmente cómo deben ser nuestros zapatos?

Los pies son la base de nuestro cuerpo y soportan nuestro peso durante todo el día. Por esto, los zapatos, además de ser uno de nuestros accesorios preferidos, son la clave para la salud de nuestros pies, pero, ¿Sabés realmente cómo deben ser nuestros zapatos?

Primero que todo, tenemos que saber que, siempre, pero siempre, debemos escoger unos zapatos cómodos, ya que, si elegimos un calzado adecuado para nuestro pie, evitaremos futuras enfermedades articulares y otras patologías podológicas.

Pero… sabemos lo que estás pensando y estás muy equivocada, unos zapatos cómodos no son sinónimo de zapatos ortopédicos o feos. Actualmente, las tendencias y la moda se adaptan a nuestros gustos y necesidades y son capaces de combinar calidad, confort y estilo, existiendo opciones de zapatos cómodos y bonitos. Pero, para que no tengas problema a la hora de escoger unos zapatos, te contamos todo lo que necesitas saber. ¡Atenta!

Tené en cuenta el uso que le vas a dar a tus zapatos

Existen una infinidad de opciones de zapatos adecuados a todo tipo de actividades, por lo que tendrás que tener en cuenta cuándo, dónde y para qué vas a usar tus zapatos. Aquí te dejamos algunos de los ejemplos de las actividades más comunes para que te sirvan de inspiración en tu próxima elección:

  • Zapatos deportivos: cada actividad deportiva cuenta con su calzado especializado. Por ejemplo, si haces running, te interesa comprarte unas zapatillas especiales para correr, o si eres más de fútbol o tenis, tendrás que escoger diseños aptos para este deporte. No obstante, en cualquier caso deben sujetar el pie en su totalidad y contar con una transpiración y suela adecuada.
  • ​Actividades al aire libre: si practicas actividades al aire libre en climas calurosos como la playa o el mar, tendrás que escoger unos zapatos ligeros de peso y con suela antideslizante, como por ejemplo unas cangrejeras. Si por el contrario, necesitas calzado para actividades al aire libre en climas más fríos, busca calzado con suela antideslizante, preferiblemente botas que sean lo suficientemente grandes para que puedas abrigar tu pie.
  • Zapatos para el día a día: si necesitas calzado para tu rutina diaria, nuestra recomendación es que escojas un zapato cómodo, ya que te acompañará durante toda tu jornada, pero que sea formal. Un buen zapato cómodo para poder ir a la oficina quedará ideal con tu outfit. ¿Qué tal unas zapatillas con plataforma? ¡Irás a la última moda!
  • ​Zapatos de vestir: si tienes algún evento especial, probablemente te fijes más en la estética del zapato y, aunque tenemos que admitir que es un aspecto muy importante, la comodidad también lo es… ¿O si no cómo vas a aguantar toda la noche bailando? Aunque cueste creerlo un poco, existen líneas de calzado en la que comodidad y diseño van de la mano.

Materiales de calidad

Los materiales externos del zapato no son tan importantes para el confort de nuestro pie, aunque nunca está de más… Sin embargo, unos materiales de calidad en la suela y en el interior del zapato son imprescindibles para nuestro confort, especialmente si tenés unos pies delicados.

Te recomendamos que la suela del zapato sea preferiblemente de goma, ya que el zapato tendrá una mayor adherencia sobre el suelo. En cuanto al interior del calzado, si quieres que tu pie esté cómodo y evitar sudores y malos olores, nuestro consejo es que optes por materiales como la piel.

¡Hacé una buena inversión!

Como dice el refrán, lo barato sale caro, es por ello que el precio no debe ser una regla a la hora de elegir unos zapatos. A la larga, te será más rentable haber invertido un poco más de dinero pero tener unos zapatos de calidad, cómodos y que te duren más tiempo.

Mide tus pies y escoge la talla correcta

En primer lugar, para probarte unos zapatos debes saber cuáles son las medidas de tu pie, si son más anchos de lo normal, cuánto miden de largo… Así podrás saber cuál es el tipo de calzado que más se ajusta a tus pies. Por eso, procurá:

  • Que el zapato no nos quede demasiado ajustado.
  • ​Que no nos quede holgado, ya que puede provocar roces y otras heridas.
  • Una buena medida para comprobar que el zapato es ideal para ti, es metiendo un dedo entre el talón y el zapato. Si cabe, ¡es perfecto!
  • ​Comprueba que el dedo gordo no roce el extremo del zapato.

Probátelos bien

Antes de comprar unos zapatos, probátelos bien y asegúrate de que el calzado se adapta a la forma de tus pies. ¿Cuál es la mejor forma? Pruébatelos sin prisa y camina durante unos minutos con ellos, de esta forma comprobarás que son cómodos y no te hacen daño. Si hablamos de sandalias de tacón, comprueba que ninguna costura o tira te aprieta y que el tacón no es excesivamente alto. Si por ejemplo es un zapato cerrado asegúrate de que no te haga daño en el empeine. En definitiva, si estás buscando un zapato cómodo y de calidad, te recomendamos marcas como las que tenemos en Sabata. ¡Notarás la diferencia!

Fácil, ¿verdad? Ahora ya sabés los 5 tips que necesitás para comprar unos zapatos cómodos de mujer y sentirte descansada al final del día. Escoge un zapato de tu estilo en Sabata y comprobá que están hecho para ti.

Posted on Leave a comment

Calzado impecable: Con estos tips tus zapatos siempre estarán perfectos.

FB

Tener los zapatos impecables y en buen estado es una de las cosas más importantes a tomar en cuenta en nuestro outfit. Y no es para menos, siendo lo primero en que las personas se fijan y además, reflejan que tan cuidadosos somos con nuestra imagen personal.

Por eso te compartimos estos tips para tenerlos limpios y en buen estado.

Tips para una conservación de tu colección de zapatos

  1. Dejá descansar tus zapatos: No es buena idea usar los mismos zapatos durante varios días seguidos. La piel de los mismos necesita descansar y volver a su forma original. Por lo que una buena idea es utilizar hormas, preferiblemente de madera. Estas impiden que la piel se agriete y obligan al zapato a volver a su forma inicial, evitando las habituales arruguitas  que afean tanto el aspecto. Sumado a esto, una horma de madera absorberá la humedad y el olor, evitando daños en el calzado.
  2. Cuidado con los Zapatos mojados: Si los zapatos se mojan, debés limpiarlos lo más pronto posible con un trapo suave y asegurarnos que no les quede residuos de agua sobre la superficie. Es buena idea colocarle la horma inmediatamente para evitar que se deformen y que la misma horma absorba toda la humedad que haya podido traspasar la piel.
  3. Usa un calzador: Esto evitará que se produzcan deformaciones en la parte trasera de nuestro calzado.  Por su forma ergonómica evitará que dañemos el contrafuerte del zapato. Es ideal utilizarlo diariamente y a la hora de probarnos un zapato nuevo en Sabata.
  4. No abusé de los productos de limpieza: Cremas, grasas, cepillos y demás productos de limpieza, si bien son útiles intentá no abusar de ellos y que sean de la mejor calidad para que no dañen la piel. Por ejemplo, la gamuza y el cepillo que usés deben ser exclusivos para cada color, por lo que al menos usa uno para zapato negro y otro para el resto de colores. Después de pasar el cepillo, pasaló sobre un trapo para eliminar los restos de crema y evitar que se seque la cerda.
  5. Guardalos adecuadamente: Si vas a tener tus zapatos guardados durante un mucho tiempo, es vital hacerlo correctamente. No los guardés en bolsas de plástico ya que eso puede traer moho debido a la humedad. Lo mejor sería guardarlas en las bolsas de algodón que ya incluyen muchos modelos y marcas, y con sus hormas correspondientes para que conserven la forma.

Con estos tips verás como tus zapatos se mantienen bonitos y por mucho más tiempo y lo mejor, sin gastar de más en ello.

Posted on Leave a comment

Tenis blancas: Te mostramos como tenerlas impecables

En esta temporada el incluir tenis blancas en el outfit es tendencia, por esto, su uso constante nos puede hacer creer que mantenerlas limpias es tarea imposible. Es por eso que hoy te damos nuestros consejos  de experto para que las mantengás como el primer día.

Lo primero que debés hacer, es no dejar su cuidado para el último momento, sino limpiarlas cada vez que las veas un poquito sucias, de este modo evitarás que las manchas cuesten más en salir.

Aunque esto suene simple, no es tan sencillo, ya que no todos tenemos el tiempo para dedicarle a esta tarea, y además, no siempre el típico jabón logra eliminar toda la suciedad.

Para esa que parece imposible de sacar, hay algunos trucos que podés seguir según el tipo de material de tu calzado, así que ve tomando apuntes de estos trucos Sabata.

Tennis blancas de tela

Para las tenis blancas de tela hay varios trucos que funciona muy bien para dejar las tenis más sucias con el blanco perfecto que tenían cuando nos las compraste.

Sal Gruesa: La famosa sal de grano, no solo arranca la suciedad, sino que también le devuelve el color blanco a tus zapatillas cuando se empiezan a ver desgastadas.

Tan solo mezcla media taza de sal con detergente para ropa, hasta crear una pasta homogénea. Con un cepillo de dientes de cerdas suaves aplica la mezcla contra la tela de las tenis enfocándote en las zonas donde se acumula más suciedad. Dejaló actuar por una hora.

Pasado ese tiempo, enjuagá las zapatillas para ver los resultados, y si aún quedan restos, vuelve a repetir el proceso. Eso sí, recordá enjuagar con agua fría para que no se encoja el tejido de las tennis. Dejalas secar sin que les de luz solar  para evitar que tus tenis se pongan amarillentas.

Bicarbonato de sodio: este es un blanqueante natural que aumenta su efecto sobre los tejidos cuando lo mezclas con un ácido por lo que se recomienda mezclarlo con vinagre blanco, que también tiene poderes blanqueantes.

Tenés que mezclar media taza de vinagre blanco con dos cucharadas de bicarbonato de sodio.  Con un cepillo frotá las tennis con la mezcla, luego dejá actuar unos 45 minutos, enjuagá y repetí la operación si las tennis estaban muy sucias.

Tenis de cuero o cuerina

 Este tipo de tenis es mucho más delicado de lo que te podés imaginar por lo que el método de limpieza difiere un tanto de las tenis de tela por lo que te caerán bien estos trucos con productos menos agresivos… ¡Ya verás lo blancas que quedan!

Pasta de dientes

La pasta dental no tiene productos nocivos y además la mayoría contienen elementos blanqueantes por lo que le caerá de maravilla a tus tenis.

Toma en cuenta que solo debés utilizar pasta dental si las tenis no están dañadas, ya que si el cuero tiene algún rasguño, podría dañarse la piel por dentro.

Limpiador de arcilla

Puede que la pasta dental no sea capaz de eliminar las manchas más pegadas, por lo que una buen opción el limpiador de arcilla blanca, este retira la suciedad de cualquier superficie clara.

Este limpiador viene para usar con una esponjita suave. Solo tenés que humedecer la esponja, frotar sobre la piedra de arcilla para coger un poquito de producto, y después pasarlo sobre las tenis con suavemente. Luego quitás los restos con un paño de algodón húmedo, te sorprenderá el resultado.

¿Y la suela de las tenis?

 Esta es la parte que más se mancha y más si son blancas, haciendo que las tenis se vean bastante descuidadas, pero no te preocupes, ya que es la parte más fácil de limpiar.

Con una toallita de bebé, o bien un paño humedecido con jabón. Hazlo cuando las tenis no estén demasiado sucias, para evitar un daño más profundo.

Cordones

 Para que queden como nuevos, ponelos en agua con un chorrito de lejía o agua oxigenada y dejalos en remojo. Luego frotalos un poco y lavalos a mano o en la lavadora.

También podemos optar por comprar cordones nuevos, siendo está la única parte de las tenis fácilmente reemplazable.

Así que ya lo sabes, con estas técnicas tendrás tus tenis blancas impecables como el primer día. ¿Qué esperas para aplicar estos consejos Sabata?